FORMALIZACION EN LA PESCA, PAGO DE TASAS Y TRIBUTOS

El término formalización en el sector pesquero artesanal no está siendo claramente definido ni enfrentado. Pareciera que está referido únicamente al hecho de obtener un permiso de pesca, sin que haya necesidad de la obtención del RUC.

“El régimen de acceso a la actividad pesquera extractiva está constituido por las autorizaciones de incremento de flota y los permisos de pesca, los mismos que se otorgan de acuerdo a lo dispuesto en los Capítulos II y III del Título III y en el párrafo 121.1 del Reglamento de la Ley General de Pesca, así como de acuerdo al grado de explotación de los recursos hidrobiológicos existente al momento de expedirse la resolución administrativa constitutiva del derecho”

Cuando el permiso de pesca está referido a la embarcación, se trata de que el responsable es el armador, o sea el propietario de la embarcación y no sus tripulantes.

Complementariamente a lo dispuesto por el Artículo 43 de la Ley, requerirán permiso de pesca las personas naturales o jurídicas que sin tener la condición de artesanales, se dediquen a la extracción y recolección de recursos hidrobiológicos sin uso de embarcaciones. Están exceptuados del permiso de pesca, las personas naturales que realicen pesca de subsistencia y deportiva, esta última sin el empleo de embarcaciones”

¿Se está trabajando con la misma intensidad en la formalización de los pescadores artesanales continentales o solo sobre la pesca artesanal marítima? Porque el reglamento de la ley dice:

La extracción, en el ámbito marino, se clasifica en:

a) Comercial:

1. Artesanal o menor escala:

1.1. Artesanal: La realizada por personas naturales o jurídicas artesanales

1.1.1 Sin el empleo de embarcación.

1.1.2 Con el empleo de embarcaciones de hasta 32,6 metros cúbicos de capacidad de bodega y hasta 15 metros de eslora, con predominio del trabajo manual.

1.2. Menor escala: la realizada con embarcaciones de hasta 32,6 metros cúbicos de capacidad de bodega, implementadas con modernos equipos y sistemas de pesca, cuya actividad extractiva no tiene la condición de actividad pesquera artesanal.

2. Mayor escala: la realizada con embarcaciones mayores de 32,6 metros cúbicos de capacidad de bodega

La extracción en el ámbito continental se clasifica en:

a) Comercial

1. De menor escala: aquella que utiliza artes de pesca menores y embarcaciones de hasta de diez (10) metros cúbicos de cajón isotérmico o depósito similar que no exceda dicha capacidad de carga.

2. De mayor escala: aquella que utiliza artes de pesca mayores y embarcaciones con más de diez (10) metros cúbicos de cajón isotérmico o depósito similar.

Una corriente de pensamiento dice que todos quienes realizan actividad extractiva deben pagar derechos de pesca, lo que se controla a través de los permisos de pesca y también deben pagar su impuesto a la renta y los que fueren aplicables. Sería lo justo para el país, en la medida que con ese dinero se puede financiar programas sociales de alimentación y obras de infraestructura para la pesca artesanal o para la comercialización de pescado en el interior del país.

Otra corriente de pensamiento dice que es injusto pagar impuestos, especialmente por parte de los que menos ganan. En esta línea muchos creen que no es justo pagarlos en un sistema y un Estado que no garantizan que ese dinero será justa y debidamente invertido. Nadie quiere que con su dinero, convertido en tributos, se paguen obras de infraestructura sobrevaloradas, mal hechas, sobornos o gastos superfluos de la administración como televisores, o simplemente se los roben funcionarios y/o autoridades que se convierten en delincuentes.

Pero si el permiso de pesca no va amarrado a un RUC ¿cómo se controla el pago de los tributos? Y aún si todos los armadores tuviesen RUC y permiso de pesca ¿cómo se modificaría la norma de tal forma que la extracción de si no todas, por lo menos las principales especies paguen derechos de pesca?

Y aún si se llegase a ello, dado que los derechos de pesca son de manejo exclusivo del Ministerio de la Producción, ¿quién asegura y garantiza que se gastarían debidamente en beneficio del propio sector pesquero artesanal? ¿quién y cómo aseguraría y garantizaría que la porción de estos derechos que se convierte en canon pesquero será debidamente gastada por las autoridades locales y regionales beneficiarias del canon pesquero?

Hay que diferenciar el derecho de pesca del impuesto a la renta. El primero no es un impuesto sino una tasa aplicada a la extracción de un recurso natural que es propiedad de todos los peruanos y tiene su propia normativa de utilización, aunque imperfecta.

El tema es complicado y no consiste solamente en hacer que los armadores obtengan su permiso de pesca. Tampoco consiste en exigir que la anchoveta para la harina de pescado pague más derechos de pesca. El tema principal es que todos paguen lo justo y que ese dinero no se malgaste.

El derroche o el gasto ineficiente es una de las razones principales por las cuales existe resistencia al pago de tasas y tributos. Puede y debe haber otras razones, pero la principal es que estamos viendo como en los gastos del Estado ha habido negligencia, corrupción, ineficiencia y mal uso de nuestro dinero.

Marcos Kisner Bueno

Presidente de la Revista Pesca

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest