ELENA CONTERNO: "PAGAMOS UN PRECIO BASTANTE RAZONABLE” POR EXTRAER ANCHOVETA

por Alonso Balbuena

“En el marco de la investigación para el reportaje de Ojo-Publico.com sobre la concentración del mercado de extracción de anchoveta, Elena Conterno, presidenta de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP), afirmó que 12 empresas poseen el 60% de la cuota del mercado. La exministra de la Producción en el gobierno de Alan García, ente encargado de fiscalizar a dicha industria, dijo que su sector paga un “precio razonable” al Estado por derechos de pesca y sobrecostos, incluso más que la minería. 

La presidenta de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) Elena Conterno brindó una entrevista a Ojo-Publico.com, en el marco de la publicación de "La concentración del círculo pesquero en el Perú". La exministra de la Producción, después de aclarar que no volvería al Estado ahora que representa al máximo gremio pesquero, dijo que "es un mito decir que se paga poco" por la extracción de anchoveta que se convierte en harina de pescado. A continuación sus respuestas sobre el tema. 

El Decreto Legislativo 1084, que estableció cuotas de pesca por embarcación y permitió la firma de contratos, vence el año que viene. ¿Cuál es su opinión?

La asignación de derechos para la gestión de las pesquerías es el ‘estado del arte’ a nivel mundial, hacia donde todas nuestras pesquerías deben apuntar. En el caso de la anchoveta, se optó por las cuotas individuales en el 2008 con este decreto legislativo, que ha recibido reconocimiento de distintas entidades, desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) hasta el Banco Mundial. Sobre la vigencia, la ley no tiene plazo, sino los convenios de permanencia. La mayoría de estos se firmaron en el 2010, es decir, van a empezar a vencer en el 2020.

¿Han conversado con el gobierno sobre lo que ocurrirá con las cuotas otorgadas cuando culmine la vigencia y los precios que ahora se pagan por derecho de pesca?

Los convenios recién vencen en el 2020, así que no es un tema apremiante. En el 2014 contratamos a Ernst & Young porque existe el mito de que se paga poco. Ellos concluyeron que la pesca paga 48% de utilidad operativa mientras que la minería paga el 42%. Entonces, poco no es. El derecho de pesca es solo uno de los rubros que pagamos, también está el seguimiento satelital y el programa de control y vigilancia. Nosotros consideramos que pagamos un precio bastante razonable y hasta elevado si lo comparas con otras actividades y otros países.

"El derecho de pesca es solo el 25% de todos los otros rubros que nos hacen pagar". 

Por tonelada de anchoveta extraída se paga entre tres y cinco dólares.

Eso es derecho de pesca, pero es mucho más si sumamos todo lo demás. Distorsiona hablar de uno solo cuando representa la cuarta parte de todos los pagos que se realizan. Tenemos que comparar el total de aportes con el precio de tonelada de la anchoveta en playa, no de la harina porque no guarda ningún sentido. La contraprestación es por el recurso al que se accede, por la extracción.

¿No debería establecerse un precio fijo?

El derecho de pesca es solo el 25% de todos los otros rubros que nos hacen pagar y que la gente a veces olvida. En buena cuenta son como derechos de pesca adicionales. Lo importante es el marco general de cuánto deben aportar las distintas pesquerías por el acceso al recurso, y que este se aplique a la anchoveta, la pota, el atún, etc.

Desde que salió el Decreto Legislativo 1084, cuatro empresas concentran más del 70% del mercado de harina de pescado: Pesquería Hayduk S.A., Tecnología de Alimentos S.A (Tasa), Pesquera Diamante y Pesquera Exalmar.

La apreciación es errada. A nivel de cuota representamos el 60% con 12 empresas, y a nivel de producción de harina más o menos el 75%. Esta situación no es un producto del decreto, está desde antes.

"Las empresas de la Sociedad Nacional de Pesquería tienen el 60% de la cuota"

¿No han ido comprando empresas?

No de manera significativa si ves la evolución. Mucha concentración no ha habido. En 1997, el acceso se cerró cuando se declaró a la anchoveta plenamente explotada. La mayoría de las empresas no son de hace 30 años, quien quiera ingresar tiene que comprar participación a alguna de las empresas actuales. La ley de cuotas –que la experiencia asegura es la única vía para lograr sostenibilidad– ordenó lo que ya estaba en el mercado. Es importante también ver la flota de embarcaciones de madera: 494 empresas pescan anchoveta, no es poca cosa.

Son las pequeñas.

Pero tienen 20% de la cuota. La Sociedad Nacional de Pesquería tiene 60% y empresas independientes con embarcaciones de acero tienen el otro 20%.

¿Cuántas embarcaciones representan las 12 empresas que forman parte de la Sociedad Nacional de Pesquería?

Un promedio de 300 embarcaciones de acero. En el Perú se fomenta la libre competencia, lo que se penaliza es el abuso de la posición de dominio, que no ha habido. A nivel de harina de pescado existen 45 empresas, de las cuales 12 son nuestras. No es como en otras industrias donde un jugador tiene 60%, otro tiene 30% y un montón de chiquitos se reparten el 10%.

Aún existen denuncias sobre la manipulación en el pesaje del pescado extraído.

Se ha fortalecido el programa de control y vigilancia. Tenemos la disposición de perfeccionar los controles para evitar las malas prácticas. Por ejemplo, quienes no obtenían permisos de pesca por la vía administrativa, se iban por la vía judicial. El Consejo Nacional de la Magistratura ha dictado que aquellos jueces que entreguen permisos de pesca podrán ser hasta destituidos. 

"No me siento incómoda de estar en el ministerio y ahora en la sociedad nacional de pesquería"

¿Están de acuerdo con que se judicialicen las multas por sanciones administrativas impuestas por Produce?

La vía judicial es válida. Está mal cuando hay abusos o se recurre a malas prácticas como el otorgamiento de permisos de pesca. Sin duda hay muchas irregularidades y somos los primeros en buscar un buen marco sancionador, con multas razonables. Por ejemplo, por muchos años, lamentablemente, se penalizó la captura de juveniles a pesar de que no existe la tecnología necesaria para saber desde antes qué porcentaje de estos vas a capturar. Hay que fomentar el reporte oportuno: si detectas un alto porcentaje, inmediatamente llamas al Ministerio de la Producción.

Usted ha sido ministra de Producción y ahora trabaja en el sector privado. ¿Volvería al Estado?

Antes del 2008, en que yo empecé a ser ministra, no tuve ninguna vinculación con el tema de la pesquería. Yo venía de trabajar cinco años en un proyecto de cooperación internacional. No me siento incómoda de estar en el ministerio y ahora en la Sociedad Nacional de Pesquería. Los mismos lineamientos, criterios y principios que defendí como ministra son coherentes con lo que se impulsa acá. No aceptaría un cargo en el Ministerio de la Producción porque sería una posición vulnerable”

Fuente

https://ojo-publico.com/484/elena-conterno-pagamos-un-precio-bastante-razonable-por-extraer-anchoveta

El análisis  de las contribuciones e impuestos puede apreciarse periódicamente en la Revista Pesca.

Se requiere el constante apoyo y estímulo de una Política de Estado que armonice la realidad con la necesidad. La justicia con la rentabilidad.

La industria reductora es una realidad y no debería ser objeto de ataque, pues sería una guerra que no se puede ganar. No se puede despreciar su aporte al crecimiento del PBI. Guste a algunos y a otros no, el crecimiento económico es un indicador que el sistema no va cambiar.

Deberá ubicarse en una justa dimensión de contribución a la Nación, legítima propietaria de los recursos naturales. Deberá basarse en un enfoque ecosistémico. Deberá ser una industria limpia que no contamine perjudicando la calidad de vida del poblador costero y seguirá existiendo, dentro de una justa y adecuada dimensión.

Las cargas tributarias y sobre costos de la industria pesquera, en especial la anchovetera hacen complicado el análisis y dependiendo de la perspectiva, inducen a confundir costo de extracción con sobrecostos laborales, tasas,  pagos de servicios de control y vigilancia y con tributos.

Si se suma todo ello para evaluar solamente a la industria anchovetera, la SNP no deja de tener razón. Si se mira el asunto solo desde el punto de vista de los derechos de pesca, estos son bajos. Por otro lado la anchoveta no puede recibir todo el impacto de la crítica: la merluza, jurel, caballa y atún también son sujetos de este pago y no son mejores que los de la anchoveta. Finalmente las especies capturadas por la pesca artesanal no pagan nada. Por tanto es poco apropiado hablar solo de anchoveta cuando se trata de los derechos de pesca.

Lo real es que la extracción de anchoveta constituye el principal componente de la recaudación de derechos de pesca, siguiendo la merluza y el jurel, asi como las capturas de atún y otros por embarcaciones  de bandera extranjera. La pota y las demás especies capturadas por la flota artesanal no pagan derechos de pesca de acuerdo a la normatividad vigente. Eso es un problema mas complejo que debe evaluarse en perspectiva.

El reto es no convertir la solución de un tema técnico, en un enfrentamiento sin sentido que no conduce a ganadores ni perdedores. Es simplemente necesario buna voluntad entre administrados y autoridades para sentarse a ordenar y simplificar las cargas de costos, tasas, tributos y cualquier otro sobrecosto.

Marcos Kisner Bueno

Presidente de la Revista Pesca

 

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest